Boris Gelfand: Con ojos brillantes (Parte 2)

 

Boris Gelfand:

Con ojos brillantes

(Parte 2)

 

Texto: Vlad Tkachiev
Foto: Irina Stepaniuk

LOS CONTORNOS DEL FUTURO

¿Cómo ha logrado mantener un alto nivel de motivación durante tantos años? Y esto a pesar de las fluctuaciones de buenos y malos momentos en su carrera, de la cual ya hemos hablado.
 
- Mmmm... No sé, es algo que está dentro de mí.

Tal vez porque mi padre, sin importar lo que hiciera, siempre lo hacía con los ojos brillantes.

Así que yo también, por ejemplo, si apoyo a un equipo de fútbol, ​​lo hago fanáticamente. Del mismo modo, si leo, leo ávidamente, o a la inversa.
 
¿Qué piensa usted acerca de los fenomenales resultados conseguidos por algunos representantes de la era "neo-práctica", como Carlsen y Caruana, además de Aronian? Hace unos años, comparamos el juego de Carlsen en posiciones simples al de Karpov en sus mejores años.
 
- En lo que se refiere a Carlsen, él tiene ciertas cualidades excepcionales, que creo que son algo natural. Por ejemplo, una sensibilidad con las piezas, además de una determinación absoluta y mucha motivación.

Me parece que ahora tenemos una generación para la cual los ratings son importantes, y no sólo en el ajedrez. Ven películas con altos ratings y leen libros siguiendo los mismos criterios.

Este deseo de sobrepasar el rating récord de Kasparov da motivación a Carlsen para jugar todas las partidas hasta el final, con el máximo esfuerzo.
 
¿Y tiene otras cualidades, en un sentido puramente ajedrecístico?
 
- Muchas otras, y sobre todo, su fortaleza para defender es increíble. Todo esto, junto con la fe enorme que tiene en sí mismo, lo hace similar a Karpov, pero elevada a un nivel mayor en la era de la computación.
 
Y esto a pesar del hecho de que sus aperturas no son tan buenas como las de Karpov en sus mejores años.
 
- Bueno, en sus mejores años, Karpov tenía todo un equipo trabajando para él.
 
¡Nadie está evitando que Carlsen cree su propio equipo!
 
- Pero no lo ha hecho, a juzgar por sus partidas. Además, no sólo era su equipo el que ayudaba a Karpov, las aperturas le eran dados por gente como Furman, Razuvaev, etcétera... personas con un conocimiento fantástico respecto a dónde explorar más, y que sea adaptable a su estilo. Cuando Karpov se convirtió en campeón del mundo, la idoneidad de su repertorio de aperturas a su estilo era simplemente perfecta. Carlsen, en comparación, apenas tiene aperturas propias.
 
¿Y Caruana?
 
- Jugué con él por última vez en Wijk aan Zee, y fue después de esto que hizo su gran salto a la cima, por lo que no es fácil para mí resumir su juego de hoy. Me parece que también tiene una concentración increíble. Él calcula variaciones todo el tiempo, como un ordenador, con una especie de procesador mejorado. No, no tengo ni idea.

Él tiene mucha confianza, esto se puede sentir.
 
Pero esto por sí solo no puede explicar sus resultados.
 
- Creo que ahora tenemos que esperar, porque a menudo he visto fenómenos en el primer año, y recién en el segundo año se sabe si esto puede durar. Carlsen también ha dicho que venció a Caruana sin grandes problemas el año pasado en Biel, sin embargo, en Wijk aan Zee, compartió el primer lugar con él, y ya era un jugador totalmente diferente. Por supuesto, también trabaja con mucho ahínco y tiene una gran motivación. Pero la pregunta sigue siendo si se convertirá en un gran jugador, o simplemente uno extremadamente fuerte.
 
¿Qué pasa con Levon?
 
- Bueno, él es el jugador más destacado que hay, con el más alto nivel creativo, tanto en términos de aperturas como en ideas originales en el medio juego. El número uno en el momento. Así que, francamente, me sorprende que toda la prensa se una al club de fans de Carlsen, y no al de Aronian.
 
Sin embargo, es típico que los fan-clubs crezcan alrededor de los jugadores occidentales. La gente está cansada de los años de dominación soviética y del gran número de jugadores procedentes de esa escuela.
 
- Sí, de hecho, principalmente es la prensa occidental, estoy de acuerdo. De ahí la enorme reacción cuando una estrella que habla inglés surge. Todo el mundo está esperando que esto suceda.
 
Hace poco leí en el libro de Kasparov, "Revolución en los años 70", la opinión de que la longevidad de Korchnoi se explica por las constantes inyecciones de sangre fresca en su juego como resultado de su trabajo con jugadores jóvenes. ¿Es así como usted está prolongando su condición?
 
- Bueno, sí. Todo el tiempo estoy tratando de actualizarme. El mayor secreto de la longevidad es no pensar que lo sabes todo. Esto lo aprendí de Korchnoi. Hay dos lados en esta cuestión - una de auto-superación, perfeccionismo,


comprensión de que uno no lo sabe todo, conocimiento de las debilidades y de los errores que uno suele repetir.

La segunda cosa es que el trabajo con jugadores jóvenes abre nuevos rincones inexplorados. Ellos se ríen de algunos de mis arraigados dogmas.

El ajedrez está cambiando bajo la influencia de las computadoras, y si no te adaptas a estos cambios, terminas en el basurero de la historia.

¿QUIÉNES SOMOS Y POR QUÉ ESTAMOS AQUÍ?

Durante el match, creó una especie de tormenta cuando dijo: "No estamos aquí para entretener a los espectadores". ¿Este reclamo no es más bien como el que dice, "el Parlamento no es el lugar para el debate"?
 
- No, no es así en absoluto.
 
Pero, ¿la frase no demuestra una cierta arrogancia intelectual, o fue algo que dijo en el calor del momento?
 
- Por supuesto, hay una cierta arrogancia en ella, pero esto ya era la doceava partida y la doceava provocación similar por parte de los periodistas. Tal vez no pude soportarlo más.
 
¿Sí, la doceava?
 
- Bueno, la sexta o séptima, al menos. El sitio web del match contaba con medio millón de espectadores, y cada día habían 50.000 más. Sin embargo, hay 5-6 activistas en la blogosfera que, ya sea porque están de mal humor, o porque algo falta en sus vidas, que todos los días escribían respecto a que el encuentro no era interesante o era aburrido. Así que, 50.000 personas al día lo encontraban más interesante, pero para ellos no lo era.

- Así que, en cierto modo, es un tema polémico, pero en general, me parece que es una concepción del siglo 21. Una figura cultural, ahora tristemente fallecida, me dijo una vez que sólo hay dos cosas valoradas en el mundo ahora - entretener y ser entretenido. Así que mi declaración estaba dirigida a demostrar que hay algunas otras cosas que también valen la pena.
 
¿Por ejemplo?
 
- El trabajo. La fortaleza intelectual. Los logros. Los amigos, no lo sé...

¿No le parece que el problema es que antes, las luchas entre, por ejemplo, Korchnoi y Tal, se discutían en todas partes, y no sólo en la prensa soviética? Pero ahora, el ajedrez tiene que competir por el espacio con el pronóstico del tiempo y el crucigrama, y ​​muchos periódicos no disponen de espacio para el ajedrez en absoluto.
 
- Sí y no. Este es un caso especial, pero en los periódicos israelíes, el encuentro con Anand fue una noticia más publicada que la visita de Madonna. El encuentro estaba en la página 1, Madonna en la página 10. Era un tema de orgullo nacional, señal de que nuestro pequeño país ha logrado algo en la escena mundial. Sin embargo, debemos entender lo que queremos, y debemos elegir entre varias concepciones diferentes. Sin embargo, no se puede decir cuáles de ellas son correctas y cuáles no.
 
Puedo decir exactamente lo que quiero. Quiero que el ajedrez ocupe una vez más el tipo de lugar distinguido que ocupaba cuando empecé a jugar.
 
- Lo entiendo, pero creo que no es realista, porque en ese entonces todo se vio impulsado por la oposición ideológica. El ajedrez se desarrolló en Europa y América a causa de la subida de Fischer en 1970. En los años 50 y 60, no era nada, como volvió a suceder en los años 80. Después de Fischer, estaba la rivalidad entre Karpov y Korchnoi, que de nuevo fue puramente ideológica.

Tenemos que encontrar nuestro nicho. Nosotros somos perdedores cuando se trata de la cultura pop, porque el ajedrez es demasiado complicado, y no hay que bajarlo a este nivel. O somos análogos a la música clásica, es decir, una ocupación respetada por un pequeño círculo de personas.

Esto me parece ser un camino más prometedor, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que se dice que hay unos quinientos millones de niños en edad escolar que están jugando al ajedrez. Y luego está la televisión. ¿En qué estación quieres que esté el ajedrez? ¿En Channel One, en el canal Cultural o en el canal Deportivo? Estas son tres cosas diferentes, y uno tiene que proceder de manera diferente, dependiendo en cuál quisieras entrar. Al igual que cuando el Grand Prix de París fue cubierto por Eurosport [la referencia es al Grand Prix de la PCA en 1995 - WhyChess]. Y luego está la internet, la cual es ideal, pues después de todo, la televisión es seguida sólo por un número limitado de personas, en un número limitado de países. Si aparece en el canal de televisión ruso, no se verá en América, etc. Tenemos suficiente contenido ajedrecístico, lo importante es que los comentaristas sean capaces de llevarlo a una audiencia de jugadores de club y a los principiantes, o incluso a los que no saben jugar. Es ridículo quejarse de que, digamos, de 30 partidas, 5 son aburridas - OK, ¡pero 25 son interesantes!
 
¿Qué papel debe jugar el Campeón Mundial al respecto?
 
- ¡Ninguno!
 
¿Quiere decir que como en el tenis, sólo debe jugar bien, y punto?
 
- Debería jugar bien. Porque podemos recordar, una vez más, y no quiero que se me malinterprete, Kasparov fue campeón del mundo. Él era una estrella increíble. Pero en un año, habían tres torneos - Wijk aan Zee, Linares, y seis meses más tarde, Dortmund, y eso era todo, no había otros torneos. Ahora podemos ver varios torneos por semana.
 
¿Hay más ahora debido a la internet?
 
- Por eso y porque tenemos menos conflictos.


El ajedrez tiene connotaciones positivas en las mentes de las personas que ponen el dinero.

Tras el match, usted se convirtió en un héroe nacional en Israel. He oído que se destinará algún tipo de presupuesto dedicado al desarrollo del ajedrez en el país. ¿Puede decirnos algo más al respecto?
 
- Una excelente pregunta. Hasta donde yo sé, estos recursos estarán enteramente dedicados al apoyo de clubes de ajedrez en las ciudades menos desarrolladas.
 
¿Por ejemplo?
 
- En Israel, hay un gran desequilibrio entre Tel Aviv, Haifa... y varias otras ciudades: Dimona, Nitpe-Ramon, Maalod, es decir, las ciudades pequeñas, donde hay poco trabajo y otros problemas. El año pasado, en 9 ciudades similares, arrancó un proyecto denominado "Ajedrez en las Escuelas", con la educación a nivel de facultad, pero en entre un gran número de programas, la gente elige si quiere proceder con el ajedrez. En la escuela de mi hija, que está en segundo grado, el ajedrez es obligatorio, y en nuestra ciudad natal, se enseña en el 25% de los jardines de infantes. Pronto, el Ministro de Educación decidirá si se debe continuar con este experimento.

Arshak Petrosian me dijo una vez en una entrevista que en Armenia, el ajedrez es obligatorio desde el segundo hasta el cuarto curso. Me parece que esto debería ser un modelo para todos los países.
 
- Eso es cierto, pero en su caso el ajedrez es el deporte nacional. Esto se demuestra por el hecho de que el presidente de la federación y patrón del deporte es también el presidente del país.
 
El ajedrez también es el juego oficial en Rusia, Ucrania, Israel...
 
¡No en la misma medida! En Armenia, cuando uno camina por la calle, la gente se acerca a preguntarle, a pesar de ser extranjero, sobre el ajedrez. "¿Cómo le fue?", "¿qué piensa usted de la posición de Morozevich?", etc. Esto sucede en todos los cafés.
 
Es difícil saber si es la gallina o son los huevos en este sentido.
 
- Así es. Pero ahora hemos visto que en Eilat era imposible caminar por las calles sin ser reconocido en cada esquina, o incluso en las paradas de autobús. Ahora hay un pico de interés tal que están pensando en abrir un departamento de ajedrez en uno de los campus universitarios. En particular, para los estudios científicos sobre el efecto del ajedrez en los niños y los ancianos, las personas que sufren de Alzheimer.

FUERA DEL JUEGO

¿Cómo es un día típico para Boris Gelfand?
 
- Me levanto aproximadamente a las 10:00 de la mañana.
 
¿Y más temprano durante un torneo?
 
- Bueno, durante un torneo, mi objetivo principal es conseguir llegar al desayuno. Si es hasta las 11:00, me levanto para el desayuno. Por supuesto, se necesita tiempo para dormir, prepararse, revisar variantes agudas. Así que en Wijk aan Zee, por ejemplo, me resulta difícil, ya que la ronda comienza a las dos en punto.
 
Entiendo. ¿Y cuando no está jugando?
 
- Me levanto a las 10:00, hago algunos ejercicios, desayuno, voy a dar un paseo. Después de esto, entró a la Internet y leo las noticias.
 
¿Noticias de ajedrez?
 
- Eso también, pero no hay mucho de eso. Por desgracia, 20 minutos al día es suficiente tiempo para leer todo. En algún momento cerca del mediodía, empiezo a estudiar ajedrez, a resolver algunas posiciones.
 
¿Así que todavía no entra a las aperturas?
 
- Empiezo a estudiar alrededor de las 3:00 pm, cuando Huzman y otros llegan. Pero antes de eso, me fijo en las partidas, y veo lo que otras personas están jugando. Entonces resuelvo algunos estudios y otras posiciones.
 
¿Esto lo hace todos los días?
 
- Sí, prácticamente. Me parece que esta es una garantía de longevidad. Entonces tengo que comer y alrededor de las 3:00, me siento a estudiar y hago esto hasta la cena a las 8:00. Entonces, o bien realizo un entrenamiento deportivo (recientemente, he estado jugando al tenis de mesa) o salgo a caminar, leo, veo el fútbol, ​​juego con los niños. Pero esto es en intervalos, ¡no se pueden establecer normas con niños de entre 2 y 4 años de edad! Pero, en general, juego con los niños, y leo. Luego voy a la cama.
 
¿A qué hora?
 
- Por lo general alrededor de la 1:00 am. Después de un torneo, por supuesto, uno duerme más.
 
Así que sus principales aficiones son la lectura, la música y el fútbol, ​​¿verdad?
 
- Sí.
 
En la música, ¿prefiere el rock?
 
- En los últimos tiempos he estado escuchando música clásica, y asistiendo a conciertos.
 
¿Qué música clásica en particular?
 
- En la música clásica, no puedo decir a quién exactamente estoy escuchando, pero me encanta ir a los conciertos. Me gusta su ambiente, pero en casa no la escucho. Leva Aronian me dio algunos CDs de jazz que me gusta escuchar.
 
¿Puede nombrar sus cinco libros favoritos?
 
- Eso es difícil, pero puedo decir que no me gustan las obras como "La guerra y la paz". Yo prefiero las historias cortas - Somerset Maugham, Akutagawa, Chejov. Hace poco me familiaricé con otro autor colosal - Kawabata.
 
He leído su obra "El Maestro del Go".
 
- Eso es para nosotros, ¿no es así? "La piedra de las montañas", una cosa maravillosa. Mi problema es que sé muy poco acerca de la cultura japonesa. Estoy seguro de que sus obras son algo más profundas de lo que entiendo. Cuando escribe "Cherry Blossom" o "Ginko Blossom", estoy seguro de que estos términos significan mucho para los japoneses. Luego pasé a los escritores latinoamericanos, empezando por "La tía Julia y el escribidor", por el ganador del premio Nobel, Vargas Llosa. En este momento, tengo la impresión de que entre los premios Nobel, él es el único que uno puede leer.
 
¿Quién le gusta entre los prosistas contemporáneos?
 
- Entre los escritores en lengua rusa, Pelevin, sus últimas obras.
 
Él es en gran medida un escritor de ajedrez - a la gran mayoría de los grandes maestros les gusta.
 
- Bueno, Makanin es un jugador de primera categoría, que incluye algún elemento de ajedrez en cada libro. Entre los autores contemporáneos europeos, he leído alrededor de un libro de cada uno, pero es difícil recordar los títulos.
 
¿Probablemente Wellbeck?
 
- Estoy a punto de llegar a él, tengo su libro puesto sobre la mesa.
 
¿Le gusta el cine?
 
- ¡No! Y puedo decir por qué:

El ajedrez exige semejante concentración, que no puedo concentrarme en otra cosa por más de una hora y media.

¿No puede seguir los vericuetos?
 
- Así es. Es una sensación desagradable, cuando uno se siente como un tonto y sólo reacciona a las palabras, a pesar de que está claro que algún director de primer nivel está tratando de describir algo importante en esta película.
 
¿Cuáles son sus preferencias gastronómicas?
 
- ¡Una excelente pregunta! Prefiero el pescado a la carne.
 
¿A pesar de ser de Bielorrusia?
 
- Allí nació mi amor por las papas. Curiosamente, también me gusta la comida italiana y la cocina mediterránea. Y también la japonesa.
 
¿Y con las bebidas? ¿Bebe alcohol?
 
- En pequeñas cantidades, cuando hay una ocasión especial. Me gusta el buen vino.
 
¿Alguna vez ha estado borracho?
 
- Un par de veces, pero me las arreglé para controlarme. Un par de veces estuve cerca de no hacerlo, pero Zhenya Bareev me salvó. En cuanto a las bebidas no alcohólicas, me gusta el zumo de granado, al cual me volví adicto en Eilat.